ORGANIZACIÓN DEL PROGRAMA

Debido a las exigencias de edad contempladas en la legislación que atañe a los programas complementarios de escolarización, un alumno puede estar en dicho programa durante un curso o dos. Teniendo en cuenta esto, el centro cuenta con 5 opciones profesionales, para que en un recorrido de 2 cursos un alumno pueda pasar por 4 de ellas:


- Madera

- Mecanizado de piezas

- Cocina

- Elaboraciones cárnicas

- Electrónica

           

            Los alumnos se centran en un taller concreto cada cuatrimestre. De esta manera un alumno que desarrolle un programa complementario que abarque dos cursos, pasará por las cuatro especialidades desarrolladas en el centro.  La norma general para estas agrupaciones es que los alumnos no repitan estancia en un taller, aunque en función de cada caso analizado individualmente pueda darse el caso de que un alumno pase más de un cuatrimestre en una misma especialidad. Para esta situación existe un plan especial de profundización, de manera que el alumno no repite el mismo programa ni realiza lo mismo que sus compañeros, ya que no parte de la misma situación.

 

            Al principio de cada cuatrimestre los alumnos optan por la especialidad que más les interesa, y en función de las opciones y las preferencias de cada uno se conforman los cuatro grupos de alumnos, uno por cada especialidad.


Organización del currículo de manera globalizadora (no por asignaturas)


Una de las diferencias fundamentales con la organización del currículo de ESO en un centro ordinario radica en el abordaje mayoritario de los contenidos a través de proyectos de trabajo. Mientras que en un centro ordinario la organización de los contenidos se realiza por asignaturas independientes, en Complementaria los contenidos de las diferentes asignaturas se vertebran y se relacionan a través de diferentes proyectos de trabajo que el alumno debe realizar. Así, en nuestro horario no se visualiza tan claramente el tiempo que se dedica a cada una de las asignaturas de manera independiente, aunque en todo momento sabemos qué contenidos de las diferentes áreas  está trabajando cada alumno. Del mismo modo, sería erróneo pensar que todo el tiempo que el alumno pasa en el taller de su especialidad únicamente trabaja cuestiones de tecnología o cuando está en clase no ve contenidos profesionales. El sistema curricular realizado hace que aunque un alumno se encuentre en horario de taller se estén trabajando con él contenidos de matemáticas, de lenguaje, de dibujo técnico, de tecnología, etc…

 

Correspondencia con las asignaturas de ESO


Debido a la situación de déficit de la que parten la mayoría de los alumnos del centro, sobre todo en las áreas más instrumentales del conocimiento y a la organización del currículo del centro de complementaria, en general, en éste se incide más en el trabajo de éste tipo de áreas, quedándose fuera aquellas que en la ESO tienen un menor peso horario (E. Física, Música, …).

 

También quedan fuera del tratamiento generalizado el Euskera y la Lengua Extranjera, con las cuáles se intenta realizar un plan de trabajo a través del cuál los alumnos mantengan cierto contacto directo con su centro de origen de manera periódica.

 

Así nos encontramos con diferentes tratamientos de las asignaturas del currículo de la ESO, los cuáles se detallan a continuación:

 

a) Asignaturas que se trabajan a través del currículo organizado en el centro complementario

 

En la dinámica establecida en el Centro de Complementaria se trabajan directamente contenidos de las siguientes asignaturas de ESO:

·        Lengua Castellana y literatura

·        Geografía e Historia

·        Matemáticas

·        Ciencias Naturales

·        Tecnología 1

·        Tecnología 2

·        Informática

·        Educación plástica (Dibujo técnico)

 

Cada alumno tiene un plan individual de aprendizaje, que funciona armonizadamente con el plan grupal existente. En dicho plan se contempla las características de cada individuo, su situación respecto al nivel de cada una de las asignaturas y su situación académica. Este plan es flexible, en función de la progresión que vaya protagonizando cada alumno a lo largo del curso.

 

Al final del curso se valorará asignatura por asignatura, qué nivel es el alcanzado por el alumno o alumna en función del currículo de la ESO, teniendo en cuenta también el curso en que esté matriculado el individuo. Todo ello se reflejará a través de calificaciones en cada una de las áreas trabajadas y se enviarán al centro educativo de origen, en las primeras semanas de junio.

 

b)  Asignaturas no trabajadas directamente a través del currículo organizado en el centro complementario

 

  • Euskera y Lengua extranjera

                       

Debido a las características propias de éstas áreas es algo más complejo integrarlas en la dinámica del centro, desde el planteamiento globalizador  del currículo desarrollado en el mismo. Por eso, la propuesta de trabajo en estas asignaturas es diferente.

 

Se pretende que a través de un bloque de trabajo, explicaciones y ejercicios para todo el curso (recogidos en un cuaderno individual), se trabajen los contenidos planteados para cada persona.  El diseño de estos materiales permite que el alumno tenga cierta autonomía en la realización de los mismos y pueda realizarlos sin la necesidad de contar con un profesor a su lado de manera permanente. Así, desde el centro de complementaria, se organiza con cada alumno un asesoramiento en la realización de este trabajo aprovechando diferentes momentos de la vida del centro (recreos, descansos tras las comidas, horario postescolar, y alguna sesión específica), centrado en profesores del mismo que dominan estas áreas lingüísticas.

 

Por otra parte, se recomienda que se organice con el centro de origen cierta asesoría y control periódico del trabajo de estas áreas con cierta periodicidad (mensual o bimensual), con la finalidad de que el alumno presente su trabajo a sus profesores y pueda resolver alguna duda con ellos, y éstos sigan de alguna manera su progreso a lo largo del curso. Esto es una ocasión muy buena para que la relación del alumno con su centro educativo no se rompa definitivamente.

 

Finalmente, las calificaciones correspondientes a estas áreas se pondrán en coordinación entre el centro de origen y el centro de complementaria, en función del trabajo realizado por al alumno durante el curso escolar.

 

 

c)  Resto de asignaturas          

 

  • Educación física
  • Música

 

 

En lo referente a estas asignaturas, desde nuestro punto de vista, es recomendable tener en cuenta la situación particular de cada alumno, el esfuerzo realizado por él durante el curso, los itinerarios de futuro por los que se prevé que el alumno avance al finalizar el programa complementario de escolarización, y las consecuencias que tiene el aprobar o suspender éstas de cara al futuro del alumno, a la hora de valorar estas asignaturas al finalizar el curso.